Sentencia, Contrato de corretaje.

Por Abogado Palma | 15.12.2011
Sentencias| 12 minutos
Sentencia, Contrato de corretaje.
Sentencia, Contrato de corretaje.

A continuación les dejo la sentencia de la Corte de Apelaciones, como de costumbre he eliminado los nombres de los implicados ya que éstos no se tienen por relevantes para el análisis de la sentencia en cuestión.

TEXTO COMPLETO DE LA SENTENCIA:

Santiago, doce de diciembre de dos mil tres.

Rol Nº 3984-99
Vistos: Se reproduce la sentencia apelada de diez de junio de mil novecientos noventa y nueve, escrita a fojas 303 y siguientes, corregida por la de diecisiete de junio del mismo año, escrita a fojas 327, con las siguientes modificaciones:
Se eliminan los considerandos duodécimo, vigésimo cuarto y vigésimo quinto.
En el número 1) del considerando décimo se agrega a continuación de la palabra venta las palabras y compra;
en el número 2) del mismo fundamento se sustituye la frase que comienza con las palabras … que tienen en venta… hasta su término, por a don GM, arquitecto, que encontraron un inmueble que reúne las características requeridas y, en el número 3) del citado razonamiento, se intercala entre las palabras ofertaron y dichos, la frase por intermedio de los señores MS.
En el considerando décimo quinto, se elimina la frase …y con los que se acredita los siguiente. Se sustituye el considerando vigésimo segundo por el siguiente. Que, con las pruebas rendidas en autos, se encuentra acreditado que los corredores de propiedades señores A y VMS sirvieron de intermediarios o mediadores para la conclusión del negocio que consistió, por una parte, en la venta de doce viviendas ubicadas en la calle Augusto Leguía Norte Nº XX y la casa contigua situada en calle Augusto Leguía Norte Nº XX, y, por la otra, en la compra de dichas propiedades por la IR Ltda. Y se tiene en su lugar y, además, presente:
Que el contrato de corretaje es el que tiene lugar cuando la intervención de una persona queda reducida a poner en relación a otras dos para la celebración de un contrato, sin contratar aquélla en nombre propio ni en el de su pretendido comitente. Es de carácter preparatorio principal, consensual, bilateral y remunerado en el evento que el negocio principal se concluya. En esas condiciones, corresponde determinar si la actora prestó servicios a la demandada en la calidad de corredora de propiedades;

Que don GAMI, al absolver posiciones al tenor del pliego que rola a fojas 277, reconoció que a él y a don GLC, una inmobiliaria les solicitó que ubicaran un terreno en el sector El Golf para desarrollar un proyecto inmobiliario de oficinas; que en septiembre de 1996, al encontrarse con uno de los señores M, le indicó que necesitaba o buscaba un terreno en el sector El Golf, de más o menos 2.000 metros cuadrados y que, efectivamente, los señores M mediante fax de fecha 16 de octubre de 1996, le dijeron que habían ubicado un terreno que reunía las condiciones solicitadas, comunicándole dicha situación a don RL. Al absolver posiciones don GLC, al tenor del pliego que rola a fojas 274, reconoció que GM le propuso un terreno en El Golf; que según los requerimientos de IR, las características generales que debía tener el terreno era que fuera bueno y que con GM se comunicaron con RL, al señalarle el primero de la existencia de un terreno;
Que en la carta que remitió don VMS a doña PTC, Presidenta de la Junta de Vigilancia del Condominio Augusto Leguía Norte 80, de fecha 8 de octubre de 1996, que rola a fojas 160, cuya objeción fue desestimada en la sentencia que se revisa, manifiesta lo siguiente: El objeto de la presente es reiterarle, y por su intermedio al resto de los propietarios del Condominio, que por encargo de un cliente estamos buscando un terreno en el barrio El Golf y que el vuestro, junto con la vivienda vecina de propiedad del señor JS permiten alcanzar la superficie solicitada…;

Que el testigo señor JMSY, a l deponer al tenor del punto 1º del auto de prueba, señaló que cuando se iniciaron las conversaciones para llegar a la venta de los sitios o terrenos que se vendieron posteriormente, el señor VM expresó que tenía un encargo de un arquitecto de apellido M, quien a su vez tenía el encargo de un cliente que requería de un terreno de las dimensiones del condominio más el de su propiedad y, al declarar al tenor del punto 3º, manifestó que el señor M encargó a los señores M que buscaran un terreno para su cliente que era R y, por lo tanto, los corredores actuaron por encargo de R. El testigo MAGM, declaró que los señores  M actuaron por encargo de los señores RL y B, a los que aludían cuando los contactaron y, el testigo señor HMSA , expresó que el proyecto inmobiliario tuvo su gestación en el interés que demostraron los señores RL y B, en adquirir un paño de terreno de aproximadamente dos mil metros cuadrados de superficie en el barrio El Golf, y que fue el señor AM el que lo llamó a su casa para contarle que unos clientes de él estaban interesados en la realización de un proyecto inmobiliario. Agrega que por la parte de los dueños de los inmuebles jamás habían tenido la idea de vender y, por lo tanto, el negocio se originó sobre la base de la voluntad de la demandada;

Que con las referidas probanzas, apreciadas conforme a las normas legales que las regulan, a juicio de estos sentenciadores, se encuentra acreditado que los actores cumpliendo el cometido recibido de IR Ltda., por intermedio de los señores MI y LC, que consistía en ubicar un terreno de una extensión de 2000 metros cuadrados en el barrio El Golf, se contactaron con los copropietarios del Condominio Augusto Leguía Norte 80 y con don JMSY, con la finalidad de interesarlos en el negocio que se traducía en la venta de sus propiedades para la concreción de un proyecto inmobiliario;

Que en lo relativo a la labor que realizaron los actores, en su carácter de corredores de propiedades e intermediarios en la compra y venta de los inmuebles, obran en autos las declaraciones prestadas por los testigos señores HSA , JMSY y MAGM al tenor del punto 3º del auto de prueba. El primero señaló que el corredor de propiedades cumplió fiel y cabalmente su condición, puesto que primero unió a los vendedores que eran doce y aunó sus criterios y luego prosiguió con formular las respectivas presentaciones de la parte compradora. Agregó que en las innumerables reuniones que hubo que efectuar para llevar a feliz término el negocio, a las que concurrieron los señores L y B, siempre actuaron los corredores de propiedades como intermediarios, formulando los caminos y las pautas adecuadas para un mejor entendimiento entre la parte vendedora y la compradora. Señaló que nunca se cuestionó la participación de los corredores de propiedades y que, en todas las reuniones en que participó la empresa compradora y sus representantes señores L y B, llegaron acompañados en innumerables oportunidades con los señores A y VM. El segundo expuso que el negocio completo fue gestionado por la oficina de los señores M; que inclusive en un comienzo fueron los únicos interlocutores que tuvieron, que actuaron como intermediarios, interviniendo de manera directa, puesto que incluso habían recibido una oferta de otra inmobiliaria interesada en el sitio y, a raíz de esta oferta, los corredores se contactaron con la empresa R para poder ofertar en la misma condición. El último testigo declaró que la actuación de los corredores fue una gestión integral en la compraventa y que, además de contactarlos, participaron en las negociaciones para consensuar el precio, porque hubo varias propuestas y contrapropuestas, participaron en gestiones que se hicieron en la Municipalidad de Las Condes cuando surgieron problemas con los permisos de construcción y que, a instancias de los M y por iniciativa de RL, los vecinos del condominio asistieron por lo menos a tres sesiones del Consejo Municipal y que también los señores M estuvieron presentes en todas las actuaciones notariales;

Que, en relación a este mismo tópico, GAMI al contestar las posiciones signadas con los números 9, 10, 11,15 y 16, reconoció que era efectivo que las cartas de los propietarios de 16 y 18 de noviembre de 1996, por las que aceptaban vender en UF 83 el metro cuadrado, se les remitieron a él por los señores M, para que, a su vez, las traspasara a don RL; que era efectivo que por fax de 22 de noviembre de 1996, envió a don AM una carta suscrita por don RL para ser entregada a los propietarios y por ella se les comunicaba que se aceptaba el precio fijado por ellos ; que era efectivo que por fax de 19 de diciembre de 1996, envió a don AM copia del recibo de solicitud de anteproyecto presentado en la Dirección de Obras de la I. Municipalidad de Las Condes; que era efectivo que por carta de 31 de enero de 1997, remitió a los señores M dos juegos del anteproyecto para la firma de los propietarios y que, por carta de 4 de febrero de 1997, les envió el documento que da cuenta de la aprobación del anteproyecto;

Que, además rola a fojas 186 documento suscrito por don FAMS, datado el 18 de abril de 1997, que da cuenta que recibió vales vista de IR Ltda., a la orden y endosados, para efectuar el pago de las liquidaciones de los créditos hipotecarios de los señores LDA, HSA y JMGT, a pagar en los Banco Santander y Santiago. Dicho recibo se encuentra extendido en un papel que tiene impreso el membrete de IR Ltda.;

Que, a juicio de estos sentenciadores, con las probanzas que rindió la actora en autos, apreciada conforme a las normas legales que regula cada uno de los medios de prueba, se encuentra acreditado que los señores A y VMS actuaron para IR Ltda. como corredores de propiedades o intermediadores en la compra y venta de los inmuebles de propiedad de los comuneros del Condominio ubicado en calle Augusto Leguía Norte Nº XX y del inmueble ubicado en calle Augusto Leguía Norte Nº XX, efectuando todas las gestiones necesarias para el cumplimiento del cometido recibido;

10º Que, en lo relativo al monto de los honorarios, se debe tener presente que, con las declaraciones prestadas por los testigos señores SY y GM, se encuentra acreditado que lo que cobran usualmente los corredores de propiedades por concepto de comisión, equivale al dos por ciento del monto del negocio. Con la prueba documental y testifical analizada en el presente fallo y en el que se revisa, se encuentra probado que cada uno de los vendedores procedió a pagar a los señores MS el uno como cinco por ciento del precio de sus inmuebles. Además, absolviendo posiciones los señores FA y AVMS, a petición de la parte demandada, manifestaron que lo que se acordó por concepto de comisión fue el uno como cinco por ciento de la transacción, que debía ser solucionado por cada una de las partes interesadas, esto es, tanto por los vendedores como por el comprador.

Por estas consideraciones, se revoca la sentencia apelada de diez de junio de mil novecientos noventa y nueve, escrita a fojas 303 y siguientes, rectificada por la de diecisiete de junio del mismo año, escrita a fojas 327, en cuanto rechaza íntegramente la demanda de lo principal de fojas 1 y se declara que se la acoge, sólo en cuanto se condena a IR Ltda., representada por don RLD, a pagar a la parte demandante la suma de treinta y seis millones ciento treinta y tres mil setecientos cuarenta y tres pesos ($ 36.133.743.-) más intereses corrientes para operaciones no reajustables en moneda nacional, a partir de la fecha de esta sentencia, con costas.
Se confirma, en lo demás apelado, el referido fallo. Regístrese y devuélvanse con sus documentos y agregados. Redacción de la Ministra señora Chevesich.
Nº 3.984-99.
Dictada por la Sexta Sala de esta I. Corte de Apelaciones, integrada por los Ministros señor Juan Eduardo Fuentes Belmar y señora Gloria Ana Chevesich Ruiz y Abogado Integrante señor Oscar Herrera Valdivia.

Solicitar presupuesto >

¿Necesita elaborar un contrato de corretaje?

Contratos, cartas, estatutos o escritos redactados a la medida de sus necesidades, con las cláusulas necesarias para brindarle mayor seguridad en su negocio.

Solicitar presupuesto >

Otros artículos y sentencias que le pueden interesar:

Autor: Abogado Palma

Abogado Pablo Palma, LL.M. (Berlin). Doctor en Derecho (Ph.D.), fundador de Derecho-Chile, especialista en Derecho Societario y Nuevas Tecnologías, con vocación emprendedora.

El contenido de este artículo, sus comentarios y las respuestas ofrecidas no constituyen ni asesoramiento legal, ni son sustitutivas del correspondiente asesoramiento jurídico personalizado de un abogado. Ante cualquier consulta profesional contáctenos, sin compromiso, a través del formulario de contacto.
Las sentencias publicadas tienen como objetivo la difusión de la jurisprudencia más relevante. Al tratarse de un fallo emitido por alguna Corte de Apelaciones o Juzgado, verifique si se encuentra ésta firme y ejecutoriada en el portal del Poder Judicial.

Artículos relacionados

¡Deje su comentario!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

En Derecho-Chile sus opiniones nos interesan y se respetan.

Para tener una conversación respetuosa y acorde al tema, le pedimos lo siguiente:

  • Respete a los autores y a otros comentaristas
  • Los insultos/ataques personales no serán permitidos

¿Está buscando un abogado?

Así funciona Derecho-Chile:

  1. Escriba su consulta jurídica sin compromiso.
  2. Recibirá una orientación gratuita con un presupuesto.
  3. Contratar al abogado si está de acuerdo.

Escribir consulta